Porlamar
15 de abril de 2024





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






El Profesor Blind lanzó «Atemporal», su primera producción discográfica
En las letras de este disco encontrarán hondas críticas sociales en torno al clasismo, a la violencia intrafamiliar, la contaminación ambiental, a lo difícil que es surgir en el panorama artístico actual
Juan Ortiz

29 Mar, 2024 | El sábado 23 de marzo del 2024, el rapero margariteño Bryan Valdivieso, AKA Profesor Blind, sacó su primer disco digital por la plataforma Spotify, al cual bautizó con el nombre «Atemporal». Se trata de una producción compilatoria contentiva de siete de sus más reconocidos temas: “Un punto de vista”, “No me dejes”, “Como Sinatra”, “15 y 30”, “Luchando por un sueño”, “Debí decirte” y “Soy Naturaleza”.

He tenido la dicha de escuchar de primera mano sus acertadas composiciones desde hace más de 9 años, mismo tiempo que tengo el honor de conocerlo y de ser su amigo.

«Atemporal»: una propuesta con contenido

En las letras de este disco encontrarán hondas críticas sociales en torno al clasismo, a la violencia intrafamiliar, la contaminación ambiental, a lo difícil que es surgir en el panorama artístico actual, así como también podrán hallar un canto al amor, a cómo el trabajo y el esfuerzo tarde o temprano dan sus frutos, y además un rotundo espaldarazo a las nuevas generaciones para que no dejen de luchar por sus sueños.

En la consolidación del disco hicieron parte productores de la talla de Luis Daniel Foucault (AKA: Luca Taneli), Francisco Gómez (AKA: Younggoz), César Mata (AKA: Cizar), José Rafael Suarez (AKA: Yusef) y AKA HPC; todos ellos piezas fundamentales en la carrera del Profesor Blind.

Con la salida de este disco, el hip hop margariteño y venezolano agranda su repertorio de producciones emblemáticas. Y esto no lo digo por el nexo de hermandad que me une a Valdivieso, no, me expreso desde mis perspectivas como músico, poeta y compositor.

«Atemporal», como su nombre lo indica, es una producción que suena fresca e innovadora hoy, sonará así mañana, y pasado, pues hablamos de un trabajo que tardó años en madurar, de poemas cuyos versos fueron pensados y replanteados muchas veces hasta dar con la proporción justa, lo mismo pasó con sus melodías, entonaciones interpretativas y armonías.

Profesor Blind: el rapero orgullo de Villa Rosa

Esta es la tercera nota que escribo sobre este artista margariteño. La primera de ellas fue «El rap del poeta Brian Valdiviezo, el Profesor Blind», y la segunda «“Debí decirte”, la acertada crítica social del Profesor Blind». Al hacer clic en esos artículos podrán darse un paseo por la vida de este poeta urbano de la populosa población de Villa Rosa.

Una pequeña conversa con el Profesor Blind

Como ya es costumbre en este espacio Transeúnte, tuve una pequeña conversa con Valdivieso para que me hablara un poco de sus inicios, sus motivaciones y, por supuesto, de este nuevo peldaño. Aquí les dejo lo hablado, no sin antes desearle como siempre lo mejor a este orgullo de Villa Rosa y de Nueva Esparta, y de invitar a los lectores a escucharlo haciendo clic en «Atemporal».

¿Cuáles fueron tus inicios? ¿A qué edad comenzaste en la música?

Me inicié en las letras desde muy pequeño; recuerdo que mis maestras en segundo grado valoraban mucho mi creatividad al momento de escribir mis propias historias. Con el pasar de los años, mis cuentos empezaron a tener otras formas y sonoridades, y esto fue debido a que me vi atraído por las rimas.
Con el tiempo me influenció la música urbana panameña, específicamente Cuentos de la Cripta, producida por El chombo; también me impactó mucho el rap de los boricuas Héctor y Tito; y qué te puedo decir del tema de «El príncipe del rap» de Will Smith. Sus sonidos me hicieron ver que había algo más ocurriendo afuera de nuestras costas, y ese algo me llamaba.
Recuerdo que en los CD piratas de Héctor y Tito venían temas donde sobraban pistas, y fue allí donde empecé a improvisar por cuenta propia. Ya para el 2002, hacía freestyle con algunos panas que al igual que yo buscaban incorporarse a la movida. Para aquella época, eso que hoy llaman “batallas” ni ese nombre tenían. Nos mediamos y ya.
En el 2004 estaba el free más vigente, y eso gracias al grupo Maestría, donde varios referentes del rap hacían vida, entre ellos Luis Aguilera (AKA: Miniteco). En ese momento se podía decir que ya existía un movimiento urbano sólido en la Isla.
Justo ese año (2004) viajé a Maracay, lugar donde la cultura del rap estaba súper viva. Recuerdo que me encontraba con un primo al que le dije “Yo rapeo”, y me lanzó a la boca del lobo; él me puso a medirme con puros duros de la zona, pero, para su sorpresa y la de muchos, el margariteño se defendió, y de 3 batallas gané 2. Después de vivir esa experiencia y retornar, empecé a batallar en todos lados.

¿Cuándo decidiste que más que un pasatiempo, el rap y la composición se convertirían en tu oficio?

Decidí tomar como oficio formal el rap cuando vi la gran cantidad de raperos que se estaban integrando a la movida. Allí fue cuando pasó de ser un hobby para mí a ser un trabajo; de hecho, tanta seriedad le puse a la cosa que practicaba de 5 a 7 horas diarias el freestyle, eso sin meter el tiempo que le dedicaba a la composición. Esto último dio paso a dar a luz mis primeros temas, lo cual fue un proceso difícil porque no había tantos productores como podemos hallar ahorita. Antes era mucho más complicada la cosa en ese aspecto, por eso recurríamos a la opción de usar pistas de internet.

Inspiración: ¿cuáles intérpretes te llevaron a querer ejercer el oficio?

Fueron muchos los que influenciaron mi música. Por ejemplo, Héctor el Father es uno, de cuando integraba Héctor y Tito y ambos hacían rap; Magic Juan es otro, también Sandy y Papo, Cuentos de la Cripta, Tego Calderón, Tres Coronas, y, cómo no, Don Omar.

Después descubrí a Eminem, a The Notorious B.I.G., a Linkin Park, a Jay Z, a Busta Rhymes, ODB de Wu Tang Clan, 50 Cent, Eddie Dee, Wiso G… en fin, toda esa gente con la que mi generación creció.

En esos momentos, el rap de la Isla tenía un referente llamado Doble D. Ese pana estaba súper adelantado en todo; rapeaba en inglés y español, hacía doble tempo y componía demasiado bien. Juntos creamos PLF (Poetas Liricales Familia), era un crew. Pasados unos años se desintegró el grupo y cada quien siguió su rumbo como raperos independientes. Fue una época de mucho crecimiento personal.

¿Cuál fue la presentación que más te marcó?

Son varias las presentaciones que marcaron mi vida, pero me quedo con una en especial que se llevó a cabo en la cancha de usos múltiples de Villa Rosa, justo donde di mi primera batalla de rap. Allí se organizó un concierto con la gente de Margarita Emergente; ese día canté mis temas a capela y, como decimos en el pueblo, de la emoción “¡eso se vino abajo!”, je, je. Nunca lo voy a olvidar.

Motivación: ¿qué te lleva a seguir cantando y componiendo?, ¿cómo describes esa pasión que te lleva a seguir subiendo a la tarima y darlo todo?

Mi motivación principal es descubrir hasta qué punto pueden llegar mis letras, su contenido, qué tanto puedo explotar el potencial de las líricas en mis composiciones. Siempre trato de contar una historia, un relato, una trama con buena base explorando la puesta en escena con flows de otro nivel, lo cual para mí es tan fundamental como el escribir.

Hablando de la pasión, en mi caso, puedo describirla como esa sensación que me llega siempre que voy a presentarme, y que, sabes, me hace revivir aquella primera vez en escena… esa emoción de sentirme como el novato de años atrás en tarima, pero con la experiencia actual, es algo que me llena por entero de una adrenalina que me lleva a cantar como si fuera la última vez.

¿Talleres, cursos, estudios, maestros?

En mi infancia, el artista plástico Frank Cazorla me dio clases de arte. El profesor Espinetti, que en paz descanse, me ayudó con técnicas de respiración, a mejorar mi dicción y otras cosas. Fue un gran amigo. Luego ingresé a Unearte, un lugar donde grandes maestros aportaron su grano de arena a mi formación, así también el cúmulo de buenos artistas que estudiaban allí.

Eventos más trascendentales en los que has participado

Eventos importantes: una competencia de talento en la carpa frente al Sambil; ese día ganamos, y allí estaba toda la movida de la época.

¿Por qué el título «Atemporal»?

La respuesta a esto es bien interesante, y viene de la mano de mis seguidores. Resulta que a lo largo de mi trayectoria la gente siempre se me ha acercado (y se me acerca) y me recuerda mis temas. “Epa, Blind, te escuché ayer por YouTube”, “Hey, Profesor, antier conseguí una de tus rolas en un disco viejo”, “Mano, ‘Soy naturaleza’ sigue estando tan brutal como cuando la sacaste” y así.
Ellos me han hecho ver que, pese a los años, mis temas persisten, permanecen. Entonces, mi propósito al crearlos se ha cumplido: ellos son “atemporales”, por eso el nombre del disco.

Premios recibidos en tu trayectoria

Te seré claro, nunca he creído en esto. Aquí tengo un montón de reconocimientos de instituciones por mi participación en un bojote de eventos, pero son papeles, y ya. Yo estoy claro que aquí los “premios” que muchas veces se dan se otorgan entre amigos o por conveniencia de los mismos organizadores. Al final, en esos casos, ganan más los que dan el reconocimiento que uno mismo, ellos hacen el show para beneficiarse ellos del talento de los artistas. Creo que porái nos falta mucho todavía, pero, esta generación lo está entendiendo, así que sé que pronto se vienen grandes cambios.

Mi único premio verdadero es el reconocimiento de mi gente, de la calle, de los que son reales. Allí está mi mayor premio. Cuando un nuevo talento viene a mí por un consejo, a que lo ayude en su formación (que son muchos lo que para gloria de Dios he formado), allí hay un gran galardón; cada vez que un chamito canta mis temas, para mí es como ganar un Grammy. Ahí te la dejo.

Una frase que te identifique

“Más puede el persistente que el talentoso”.

¿Qué está haciendo Profesor Blind ahorita?

Justo ahora estoy trabajando en mis próximas producciones musicales junto al talentoso productor Luca Taneli.

¿Cuáles son los planes a futuro?

Hacer más y más música, y seguir sentando las bases de mi carrera para que mi obra llegue más allá de nuestras fronteras (que ya eso está pasando). Dios sea abriendo los caminos.

Unas palabras a los jóvenes que quieren entrar al mundo del rap

Que no se rindan nunca, en ellos está el poder. Eso sí: sean constantes y no dejen de practicar y escuchar a diversos MC.

Unas palabras a la gente de tu Isla de Margarita

Que apoyen más a su cultura. Necesitamos más espacios como este que nos den voz, que nos permitan ser escuchados y difundan nuestra obra. Hay mucho talento en la Isla de Margarita, pero muy poco apoyo, por eso los chamos se nos van. Para los de afuera hay bombos y platillos, pero para los de aquí no es lo mismo, y eso es una gran verdad.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES