Porlamar
23 de julio de 2024





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Rodillas: “Cuando me niego a doblegarme”
Con frecuencia, algunas personas más que otras, podemos presentar dolores, inflamaciones u otras alteraciones en ellas, las que pueden terminar limitando nuestra movilidad tanto física como emocionalmente hablando.
Rafael González rafael.biomagnetismo@gmail.com

17 Jun, 2024 | Las rodillas son nuestros amortiguadores, cargan el peso del cuerpo mientras estamos de pie, además de tomar parte del proceso de articulación del movimiento de nuestras piernas.
Con frecuencia, algunas personas más que otras, podemos presentar dolores, inflamaciones u otras alteraciones en ellas, las que pueden terminar limitando nuestra movilidad tanto física como emocionalmente hablando.
Para tener comprensión de los conflictos biológicos que vamos a ver reflejados en nuestras rodillas, una palabra clave es “sumisión”. Recordemos por ejemplo que los católicos se arrodillan en el momento de la oración o súplica ante dios. En las monarquías una persona se arrodilla ante el Rey en el momento de ser investido como un Noble, jurando lealtad y subordinación a la Corona. Observemos que al arrodillarnos resulta difícil levantarnos para defendernos, huir o luchar. Estar arrodillados es sinónimo de vulnerabilidad. Incluso, en la naturaleza, animales como el ciervo o el toro renuncian a un combate arrodillándose ante el adversario. De allí que los conflictos que afectan las rodillas hemos de buscarlos principalmente en este sentido.
Entre las posibles causas emocionales relacionadas a los problemas en las rodillas podemos encontrar:
Conflictos de sumisión u obediencia: Asociados generalmente al malestar ocasionado por verse obligado(a) a hacer o cumplir algo que no se desea o se percibe como injusto. Normalmente relacionados a una figura de “autoridad”.
No querer “doblegarse” ante una situación: Se vive un acontecimiento que no se desea, mientras se tiene la sensación de estar aguantando todo lo que se pueda.
Conflictos de dirección: Por no saber qué rumbo tomar en un momento de la vida. No se siente bien cómo se vive, pero no se sabe qué camino tomar.
Conflictos de coacción o amenaza: Se viven situaciones en las que se siente amenazado(a). Se presenta miedo, rabia o ira.
No querer o no poder avanzar: Se siente que ya no se quiere o no puede avanzar más en dirección a una meta, proyecto o hacia el futuro en las condiciones como se venía haciendo hasta ahora. Quizás se perciben obstáculos que se consideran que no se pueden superar. Por eso las rodillas no responden, duelen y paralizan.
Conflictos de rigidez e inflexibilidad: Se tienen ideas muy claras (o así se cree) de lo que se quiere o debe hacerse, especialmente en lo que a los demás respecta, sintiendo que no se le hace caso o no le acompañan, sino que se realiza todo lo contrario.
Conflicto del mediador: Al estar en medio de una disputa entre terceros, se siente que no se es capaz de mediar y resolver las tensiones (se afectan los meniscos).
Conflictos de inestabilidad: Se experimentan situaciones que se perciben como desestabilizadoras (pueden verse afectados los meniscos o los ligamentos).
Tensión por estar entre dos proyectos: Encontramos un gran estrés generado por estar inmerso en dos proyectos simultáneamente y no poder soltar o dejar ir uno de ellos (patologías en los ligamentos cruzados).
Si sufrimos de las rodillas tengamos en cuenta que las mismas se relacionan con nuestros niveles de orgullo, sometimiento, modestia, adaptación a los cambios y humildad. Van a representar nuestra capacidad de ceder, soltar y avanzar en nuestra relación con los demás. Cuando las rodillas duelan, miremos previamente que situaciones estás viviendo y has vivido a lo largo de la vida con esa tonalidad, y que en este momento tu inconsciente puede estar recreando.
“Humildad y autoestima puede ir muy bien de la mano”.

Si tienes interés en algún tema específico puedes escribirme por mis redes sociales @bio_rafael06 o al correo rafael.biomagnetismo@gmail.com y con gusto los iremos tratando.

Este artículo tiene fines informativos. No debe ser considerado como forma de diagnóstico, prescripción o tratamiento médico o psicológico. Si es de su interés el tema aquí tratado debe antes consultar con el personal calificado.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES