Porlamar
25 de febrero de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 24°C






Maduro amenaza
Tamaña mentira, específico chantaje y peligrosa afirmación evidencia el profundo odio que el mandatario tiene en contra de quienes no se le presentan rodilla en tierra alabando sus reiterados errores y sus comprobadas deficiencias.
Ángel Ciro Guerrero | angelcirog@hotmail.com

26 Jun, 2015 | Otra vez el presidente comete tamaño desaguisado, sin que le importe el qué dirán en el mundo entero, al mostrarse abiertamente como un gobernante totalitario, tirando al foso su revolución. No entiende que la palabra de un Jefe de Estado deba ser
de altura, de estricto apego a lo constitucional. Nunca dirigido a la confrontación, a la persecución, encarcelamiento, tortura, ni a la negación de los derechos humanos al adversario. Su última amenaza fue directa. Palabras más, palabras menos, dijo que si la oposición gana las parlamentarias al país le espera guerra porque su estancia en el poder, como la pretendía el mejor padre del mundo, es la única garantía posible para mantener estable a la nación.

Tamaña mentira, específico chantaje y peligrosa afirmación evidencia el profundo odio que el mandatario tiene en contra de quienes no se le presentan rodilla en tierra alabando sus reiterados errores y sus comprobadas deficiencias. Además, abierta desesperación al saber que la derrota electoral la tiene cantada, dentro y fuera del oficialismo. Otra verdad que no le deja dormir, menos coordinar ideas y, en especial, medidas sanas y posibles para enfrentar, con alguna firmeza, la terrible situación de crisis que por culpa suya y de su mentor, el ido, estamos viviendo los venezolanos.

Afirmar que la unión cívico-militar salvará a Venezuela perfectamente indica que su gobierno no tiene claro su inmediato destino. Por el contrario, se convierte en admisión del próximo triunfo de la democracia, un primer gran paso, gigantesco, que será recuperarle al pueblo, ciertamente, la AN, para que vuelva a ser la Casa de las Leyes que quiere el pueblo y no las que favorecen al desgobierno rojo.

La amenaza del presidente constituye, asimismo, una advertencia. Nadie en su sano juicio negará que busca, y no por las buenas, seguir en Miraflores. Tal postura, por supuesto fuera del marco legal, obliga a los venezolanos a pensar muy seriamente en votar de forma mayoritaria el 6-D. Para que el peso de tanto voto en las urnas hunda o entierre esta pretensión que tiene, nadie lo duda, mucho de dictatorial y nada de democrático.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES