• 05:23pm  La FAO advierte de problemas con alimentos en Latinoamérica a partir del 2030

  • 05:21pm  Detienen a un exfiscal venezolano por un supuesto caso de extorsión

  • 05:20pm  Un total de 90 películas iberoamericanas competirán en los Premios Fénix

  • 05:05pm  Cientos de dominicanos se congregaron para observar eclipse en Santo Domingo

  • 05:04pm  Eclipse atrae a cientos de curiosos en cada observatorio de Nicaragua

  • 05:02pm  Desierto más árido del mundo renace florido en Chile tras sorpresivas lluvias

  • 04:54pm  GM fusiona la seguridad cibernética y de vehículos en un solo cargo

  • 04:52pm  Un terremoto de magnitud 3,6 Richter sacude la isla italiana de Ischia

  • 04:52pm  Policía incauta una tonelada de marihuana en el noreste de Argentina

  • 04:49pm  Tillerson explica el plan de Trump para Afganistán a los países de la región

  • 04:49pm  Wall Street cierra mixto y el Dow Jones avanza un 0,13 %

  • 04:49pm  López Obrador tiene los genes de Maduro y Chávez, advierte Vicente Fox

  • 04:48pm  CRÓNICAS INTERNACIONALES

  • 04:45pm  La bolsa de Sao Paulo pierde el 0,12 % y cierra en 68.634 puntos

  • 04:45pm  Brasil y Paraguay reiteran su compromiso contra criminalidad en la frontera




Porlamar
22 de agosto de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Oro, oro, oro
Los Llanos de Venezuela con sus maizales y arrozales en cada grano mostraban el color dorado de la semilla dorada en la medalla dorada de Yulimar.
Félix Roque Rivero

9 Ago, 2017 | El Orinoco bravío desbordó su cauce y sus riberas eran sabanas doradas. Una mujer esbelta iba pintándolo todo de color dorado. Yulimar su nombre, Rojas su apellido, Venezuela su patria.

Un trinar de guacamayas de manera mágica cambiaban su plumaje y el dorado de sus picos y de sus alas lo encandilaban todo y Yulimar volaba con ellas en cada salto.

Los Llanos de Venezuela con sus maizales y arrozales en cada grano mostraban el color dorado de la semilla dorada en la medalla dorada de Yulimar.

En Los Andes, la blanca nieve del pico Bolívar era como un Sol dorado colgado del pecho de Yulimar.

Desde el Oriente y el Delta el Indio en su canoa va derritiendo las aguas con su canalete dorado en los brincos de Yulimar.

En el país todo, el pueblo alegre grita al unísono Yulimarrrrr, tu cuerpo de oro, tu alma de oro, tu ejemplo de oro, tu paz de oro, tu unidad de oro, tu amor de oro por todos...




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES