Porlamar
16 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Reflexiones del momento
"Ya veremos cómo se organiza el país. Yo puedo contribuir ordenando mi entorno. Allí sí puedo influir".
Mons. Fernando Castro Aguayo | fcastroa@gmail.com

6 Ene, 2018 | Estos días navideños han sido difíciles. En los frentes de las casas no hubo adornos navideños como en otras épocas. La Nochebuena y la Nochevieja fueron tétricas: nadie en la calle, muchos sin cena y sin fiesta. Iglesias vacías. Asombrosamente hubo muchas protestas: candelitas de indignación ante la gran necesidad de la gente. No hay alimentos, ni medicinas al alcance del pobre ni de casi nadie. Hay mucha indignación. Y el sentimiento de solidaridad aflora enseguida ante tanta necesidad.

Tampoco faltan lecciones de religiosidad y de bondad. En una localidad de Margarita, en una casa muy pobre no faltaban los adornos navideños, los de otros años, no faltaba el pequeño nacimiento hecho por los niños desnutridos, no faltaba un arbolito chiquito, pero lo más digno posible y la Virgen del Valle adornada.

Navidad con dignidad, aunque no tengamos qué comer. Estos mismos, un día lloraron de hambre. Ni efectivo ni nada al alcance de lo que tenían.

Para poder vivir hay que luchar por unas condiciones mínimas de dignidad, trabajo, familia, religión. Y nunca renunciar a ellas. El abandono de los derechos aunque nadie los reconozca, la denuncia aunque nadie la publique, el respeto mutuo aunque la autoridad no me respete, no se pueden dejar. La religiosidad y la fe son aspectos irrenunciables en nuestra vida.

Ya veremos cómo se organiza el país. Yo puedo contribuir ordenando mi entorno. Allí sí puedo influir. Mi familia, mis vecinos, mi comunidad en parte están en mis manos. Si después llegan los Reyes Magos con más dones: ¡bienvenidos! Nos toca trabajar para lograr lo posible.

Reflexiones navideñas: Nunca brazos cruzados o esperar que nos solucionen los problemas. Propósito: Haz lo que esté en tus manos y pídele al Señor lo que no alcances a hacer. Reflexiones decembrinas: Trabajar por Venezuela y saber que la solución del país pasa por ti y por mí. Reflexiones para un nuevo año: Dios no hará lo que tú puedes hacer.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES