Porlamar
23 de abril de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






¡No dejemos morir el turismo!
Lo cual le impone la responsabilidad a las autoridades competentes de no permitir que la delincuencia y la impunidad en la justicia estropeen los esfuerzos que se han hecho para rescatar al turismo.
Manuel Acevedo Ramírez | manuelacevedoramirez@gmail.com

7 Ene, 2018 | La escasez de alimentos, la inflación galopante e indetenible, la inseguridad ciudadana, la mala y a veces inexistente calidad de los servicios públicos indispensables, la violencia e intolerancia en las calles, entre otros tantos males que nos aquejan, han contribuido a diseñar una imagen negativa de Venezuela ante el mundo, con incidencia, por supuesto, en el turismo nacional.

A pesar de ello, aquí en Nueva Esparta se han articulado esfuerzos entre los diferentes organismos para mantener el turismo vigente, es por esta razón que no podemos permitir dejar morir el turismo neoespartano junto con esa imagen de criminalidad, abandono, desabastecimiento y carestía que hoy recorre el mundo en detrimento de nuestra principal fuente de ingresos.

Lo cual le impone la responsabilidad a las autoridades competentes de no permitir que la delincuencia y la impunidad en la justicia estropeen los esfuerzos que se han hecho para rescatar al turismo, cuyo atractivo nacional e internacional se viene opacando en los últimos años por la inseguridad reinante, evidenciada en hechos tan repudiables como la muerte del visitante alemán Hust Kurt Fritzz, quien fue asesinado por dos sujetos para robarlo. Casos como este, lamentablemente parecen proliferar cada vez con mayor fuerza en la Isla y contribuyen directamente en la merma de turistas en la región.

Hoy el flujo de turistas a la Perla del Caribe se reduce en su mayoría a viajeros provenientes de Brasil y Colombia, quienes esta semana repitieron la nefasta experiencia de la inseguridad imperante, ya que fueron atracados más de 60 visitantes brasileños cuando retornaban de un full day en isla de Coche, un hecho de mayor magnitud al que fue perpetrado en julio del 2016 a un grupo de viajeros igualmente oriundos de Brasil, despojándolos de todas sus pertenencias en la Av. 4 de Mayo de Porlamar. Todos estos hechos son los que cada vez más afectan enormemente la imagen en el exterior de Nueva Esparta como destino turístico.

Debemos aclarar que con estas observaciones no pretendemos descalificar el sector turístico de la región. Simplemente, creemos necesario insistir en la búsqueda consensuada entre los sectores encargados de la seguridad de propios y extraños, entre los sectores público y privado y de toda la colectividad regional, en procura de alternativas que garanticen de manera óptima y confiable la paz, la tranquilidad y el disfrute de quienes nos visitan y contribuyen con su presencia al sostenimiento de nuestra gran industria y más importante fuente de divisas que tenemos.

No podemos dejar que la delincuencia incontrolada nos haga presentar ante el mundo como una ínsula de terror, donde la vida y las pertenencias de quienes aquí llegan están en riesgo inminente por el imperio del delito. ¡Vamos, pues, todos juntos a mejorar nuestra imagen! Pueblo y gobierno juntos, seguro que lo lograremos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES