Porlamar
19 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Sector El Hato tiene cuatro ciclos sin agua
El suministro por camiones de Hidrocaribe demora para llegar al sector y no todos los habitantes son beneficiados, porque solo envían tres o cuatro cisternas. Actualmente la provisión por cada familia es de 1.300 litros, que no es suficiente para todas sus necesidades.
Martha León | @leonmartik

Foto: RUBÉN ALBERT

El escaso suministro no llena los requerimientos de los pobladores, quienes están preocupados por la situación. / Foto: RUBÉN ALBERT

28 Oct, 2018 | Pobladores de El Hato, sector Agua de Vaca del municipio Maneiro, manifiestan que no les llega una gota de agua por la tubería y cada vez que mandan los camiones de Hidrocaribe, es un problema para que les surtan a todas las familias.

En esa comunidad se ven afectadas 40 viviendas, donde aproximadamente viven 100 personas, entre adultos y niños, que consideran esta situación insostenible, ya que el vital líquido es tan necesario para la calidad de vida del ser humano.

Esa situación perjudica directamente a la joven Yuhana Martínez, paciente de diálisis, quien mencionó que se ve muy afectada con esta problemática porque cada vez que llegan los camiones con el agua, pasan y suministran a otras casas pero la suya no, un líquido que es tan vital para cumplir con su diálisis, que debe hacer cada cuatro horas.
“Vivo del agua, cuando tomo antibiótico la hemoglobina baja, la tengo ensiete, muy baja y es perjudicial para mi salud, el agua es vital para mi vida”.

Foto: RUBÉN ALBERT

Vertiente de agua insalubre, un problema al que las autoridades no prestan atención. / Foto: RUBÉN ALBERT

Martínez recalcó que para solventar esa realidad, una vecina le provee de botellas de agua para su aseo y diálisis. “Es un problema muy serio sin poderme bañar, lavar mis sábanas, asear mi cuarto y mantenerlo limpio como se requiere”.

La madre de la joven, Elvia Poleo, expresó que la solución no es que lleven camiones de agua, sino que resuelvan la situación que provoca que a esas 40 familias no les llegue el agua por tubería como antes. “La falla la conocemos pues fue la eliminación de la llave que hay donde está la antigua gallera”.

“Los ingenieros dijeron que la habían eliminado ellos y tienen un proyecto que están dispuestos a dárselos para que busquemos quien nos financie, para volver a poner la llave y pueda haber un control de cerrar, y así el sector también se beneficie cuando llegue el agua, y no que solo aparezca cuando hay una cumbre o visita del Presidente”, puntualizó Poleo.

Ante esta circunstancia en la zona, la afectada precisó que visitaron al alcalde y él se mostró muy interesado en ayudarlos.

Juana Figueroa, conocida popularmente como “Mayeya”, comentó que para el momento de la visita en el sector se habían acercado unos camiones con agua, pero aun no habían suministrado el líquido. Asimismo dijo que por ser una bajada, el líquido se va para el sector Barrio a Juro y se tiene que esperar que la tubería se llene para poder surtirse ellos.

De igual forma, la señora Mayeya expuso en cuanto a la circunstancia que hay con la llave, que el alcalde les pidió recogieran firmas de los afectados para ayudarlos con la llave y ellos cooperaran con la mano de obra. Los residentes de El Hato esperan que sea pronto y se resuelva este problema que tiene varios años.

Sin embargo, también enfatizó que en el sector sufren por otra problemática como es el puente que divide los municipios Arismendi y Maneiro, donde es constante ver como los niños juegan cerca de esa vertiente de aguas servidas, lo que también es un factor de riesgo de propagación de enfermedades y criadero de zancudos.

De igual manera destacó un aumento en las incursiones de la delincuencia en el sector puesto que ante la falta de transporte los habitantes deben caminar largos trechos, durante los cuales son vulnerables de ser asaltados, por lo que también exigen mayor presencia policial.

Luis Lárez explicó que el suministro de 1.000 a 1.300 litros de agua por casa es insuficiente para los 15 días o más que demora en llegar el siguiente ciclo, aunque reconoce que es un paliativo.

El afectado le pregunta al gerente de Hidrocaribe, José Palazón, ¿qué está pasando?, porque con este son cuatro ciclos que no llega el agua a la población de El Hato.

DESATENCIÓN

Elvia Poleo recalcó que la desatención es muy grave porque a pesar de que llegan los camiones no le dan el respaldo para suministrarle el agua a su casa, que cuenta con las mangueras para llenar el tanque.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES