Porlamar
17 de agosto de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Desorbitante alza de precios en alimentos y falta de control preocupa a insulares
Cruel realidad a la que los insulares no le ven solución por considerar que los mandatarios y autoridades profesan que van a trabajar y controlar eso pero no se ve resultados.
Martha León | @LeonMartik

Foto: RUBEN ALBERT

Desorbitante alza de precios en alimentos y falta de control preocupa a insulares. / Foto: RUBEN ALBERT

20 Ene, 2019 | Insulares nos saben si ponerse a llorar o salir corriendo ante el desorbitante aumento de los precios en los alimentos, que les lleva a estar en una constante preocupación en busca de los productos básicos, la limitación de compartir en familia como lo hacían en los años pasados y frente a la cruda realidad de ver que no hay nadie que le ponga una medida a la situación.

Observando los precios por los diferentes comercios de la isla, se contempla la desmedida alza que han sufrido los productos, en solo unos días y con la poca supervisión o fiscalización que favorezca a los consumidores, que ya no saben ¿qué hacer?

Entre los precios de las carnes que paso a ser un lujo para los insulares, ya que el kilo de ganso o pulpa negra oscila en nueve mil 500 bS, la punta trasera 16 mil 500 bS, el pollo en seis mil 450 bS, la costilla siete mil 500 bS, el hueso rojo que la mayoría de los insulares es lo que puede comprar se encuentra en dos mil 500. Asimismo la opción que tenían los neoespartanos para rellenar su arepa o pan, eran el queso duro y el jamón, que hoy han pasado a ser incomprables por lo elevado de sus precios ya que oscilan en queso duro ocho mil 600 bS, queso amarillo 19 mil bS, jamón de pierna cinco mil 850, jamón ahumado 17 mil bS.

Por otra parte los precios en las hortalizas, verduras y aliño no se quedaron atrás un kilo de papa suele encontrarse en cuatro mil 800bS, la cebolla cuatro mil 500bS, la zanahoria en dos mil 250bS, la remolacha dos mil 250bS, el cebollín dos mil 550bS y el cilantro siete mil 500bS.

En cuanto al valor del pan en las panaderías se aprecio que una canilla o sobado están en 700bS, las bolsas de pan de perros en tres mil 500, el pan de hamburguesa en cuatro milbS y la opción de los pastelitos para desayunar sale a costar 850bS, una locura como manifiestan los insulares, al preguntar los precios.

El señor Julio Rodríguez padre de familia de tres hijos residente en Costa azul mencionó que en su casa cuatro personas son las que trabajan y el sale todos los domingos a comprar algo de mercado, pero hoy fue una locura porque todo está al mil %, gaste 50 mil bS y no lleno las expectativas porque compre un tomate dos cebollas, dos limones, ocumo chino y sin comprar arroz, pasta. A su vez dijo Rodríguez que por el sector donde vive no recibe el beneficio de la caja del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) o la bolsa.

Por otra parte enfatizó que como familia se han limitado a hacer o disfrutar de salidas al cine, a la playa, como acostumbraban antes, eso es ahora un lujo que evita, por no gastar, “porque todo lo que hoy gana el insular o venezolano lo invierte es en comer o medio comer”. Asimismo resaltó que la semana compro medio kilo de queso duro en tres mil bS, ya está en ocho mil 800 una locura, no hay quien le ponga el cascabel al gato.

“Aquí no hay gobierno yo en mi casa es que pongo gobierno y por eso es que medio compramos algo, mis hijas pueden gastar en sus cosas personales y pintura, pero gracias a que hay un control por parte de todos es que podemos medio comer”, acotó.

Al preguntar si ha pensado en tomar otra alternativa recalcó que no la considera una salida, porque a su juicio hay que morir con las botas puestas, pero si piensa en el futuro de su hijo de 10 años.

Por otra parte la señora Fanny Maneiro comentó que en su casa lo que están comiendo es arroz piquito, porque es lo que está más económico y consigue en un mil 300 bS, porque el valor del arroz entero es cuatro mil 900 bs. Maneiro acotó que aunque le da miedo por condición de salubridad, lo lava muy bien y varias veces con vinagre, para evitar enfermar a sus hijos, porque un kilo de pasta cuesta cinco mil bs.

“Ni trabajando uno tiene para mantenerse esta situación lo que provoca es ponerse a llorar, largar el llanto, esto va de mal a peor porque hoy compras a un precio y mañana está más caro, me parece un abuso”.

A su vez la compradora indicó “que todo esta incomprable, el sueldo no alcanza para comprar nada, estoy preocupada y decepcionada porque hay más pobreza, hambre, bandidos y robos, a esto no le veo salida, ya cuántos años tiene mandando y no se ha resuelto el problema, esto son seis años más de hambre que vienen, no le veo solución, esta fuerte la situación”.

Rodríguez enuncio que en el sector donde vive la caja del CLAP llega cuando le da la gana, es mentira que llega cada 15 días o mensualmente, en donde vivo llega cada dos o tres meses cuando ellos quieran mandarla.

Ante la situación y cruel realidad los insulares no le ven una solución a esta situación consideran que los mandatarios y autoridades dicen que van a trabajar y controlar eso pero no se ve resultados.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES