Porlamar
29 de julio de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






El Protector desprotegido
La clase gobernante, cuando pierde electoralmente un espacio, se apura a implementar esa maravilla de descubrimiento conocido como “el protector”, que le ha dado buenos resultados para llevar adelante ese inexplicable propósito de desmejorar la calidad de vida del venezolano.
Mélido Estaba Rojas. melidoestaba@gmail.com

30 Jun, 2021 | Los regímenes tramposos tienen la viveza extrema de inventar patrañas para prevalecer en las diferentes instancias, a pesar de que aguantan sus trastazos por parte de la masa que los adversa. Eso de “los protectores”, por ejemplo, no es más que una creación propia de mentes engrandecidas por el poder y cegadas por los sueños de sembrarse a cualquier precio en las estructuras del mando. El descaro de imponer estos parapetos, no solo tipifica los métodos más atorrantes de la política sucia, sino que ofrece el mejor panorama para procedimientos ilegales constitucionalmente, que llaman claramente a fortalecer los indeseables capítulos de la corrupción y el desbarajuste institucional. Esta irregularidad no tiene quien la defienda, porque no hay la mínima argumentación para ello, así que pensamos que debe resultar bastante vergonzoso para cualquier dirigente, ejercer ese cargo sin haber sido elegido con todas las de la ley, por sus gobernados. La clase gobernante, cuando pierde electoralmente un espacio, se apura a implementar esa maravilla de descubrimiento conocido como “el protector”, que le ha dado buenos resultados para llevar adelante ese inexplicable propósito de desmejorar la calidad de vida del venezolano. Con tal de imponerse, prefiere ahogar estados y municipios en las calamidades del presupuesto, duplicando la inversión de recursos y la burocracia en perjuicio de las regiones y sus habitantes, antes que transitar legalmente el rumbo de la competencia democrática, que refleje la realidad del voto en la gestión gubernamental.
Aunque las tramposerías políticas se disfrazan con cualquier tipo de argumentos, creemos que en casos como el que estamos tratando, debería salir de lo más profundo de la dignidad humana algo del sentido común, para tender a rechazar esas prácticas chocantes e inmorales, que desdicen del auténtico espíritu patriótico. Suponemos –sin ser políticos- que prestarse a ordenar o manejar tales acciones debe pesar mucho en la conciencia de sus ejecutantes, por la magnitud o el calibre de sus consecuencias.
Ahora, a estas alturas del juego, el gobierno cae en cuenta de su labor ventajista, innoble e inmoral; pensada y estructurada para desconocer la verdadera voluntad del elector, al imponer por sobre ella los antojos plenipotenciarios del poderoso que pretende arrasar con todo. Hemos escuchado al presidente, informando recientemente su decisión de eliminar la figurita esa del “protector”, seguramente atendiendo recomendaciones, que llegan bastante retardadas cuando se trata de un aspecto de trascendencia en el desarrollo de la vida republicana. Podría pensarse que estamos viviendo sumidos en un mar de intereses que desatienden los principios reales de la democracia, para adoptar soluciones acomodadas a las necesidades del régimen por apilonar lo más fuerte posible su dominio, sin atender la realidad reconocida en las mesas de votación. La rectificación siempre debe tener su reconocimiento, porque se supone que apunta hacia la nobleza, pero hay escenarios tan trillados, conocidos y establecidos, que cuando se desvirtúan por manejos ventajistas nos llevan a pensar en la incapacidad de los liderazgos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES