Porlamar
19 de mayo de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






1 de Mayo, nada que celebrar, mucho que protestar
Afortunadamente la unidad sindical ha venido avanzando en medio de tropiezos y dificultades, pero luce bien encaminada en la lucha por mejorar sus condiciones de vida y la recuperación democrática del país.
LUIS LONGART GUERRA

2 May, 2022 | Nunca los trabajadores venezolanos habían estado tan mal como ahora. El título de este artículo resume la situación general de la clase trabajadora. Un verdadero viacrucis para la alimentación, salud, y cubrir sus necesidades y las de sus familias, sobreviviendo en medio de pésimas condiciones de vida. Muy atrás quedaron las reivindicaciones laborales, los contratos colectivos, derecho a la salud, educación y su justo y legítimo derecho a la huelga y la protesta, e incluso para la propia organización sindical, porque este régimen obstruye y persigue a los dirigentes sindicales, y trata de dividir y socavar las bases del sindicalismo democrático propiciando sindicatos y federaciones “bolivarianos” qué se colocan al lado de sus nefastas políticas., haciendo el papel de tristes esquiroles del movimiento sindical.
Los salarios hoy son de hambre y miseria y lo que devengan jubilados y pensionados da pena y vergüenza, es francamente indignante, porque no alcanza ni siquiera para cubrir los gastos de alimentación, mucho menos para vestido y calzado y ni pensar en la recreación.
Según el Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (CENDA), el costo de la canasta básica familiar en los meses de enero y febrero del presente año alcanzó las sumas de 448 y 455 dólares, respectivamente. Es por esta razón, que los trabajadores son las principales víctimas de un sistema que niega y pisotea los derechos humanos y ha convertido en parias a sus integrantes.
En estos momentos históricos, un buen consejo a la dirigencia sindical es procurar su unidad e impedir la partidización de sus organizaciones. Los sindicatos y federaciones existen, su razón de ser, lo constituye defender la justa lucha por reivindicaciones, por lo que significa un craso error colocarlos al servicio de alguna parcialidad partidista o de algún gobierno, llamase nacional, regional o municipal. Con esto no quiero afirmar que los dirigentes sindicales hagan o no vida política, sólo que no se debe utilizar a las organizaciones sindicales, ya que ellas están al servicio de los trabajadores sin distingos ideológicos y políticos, eso lo que deseo enfatizar.
Afortunadamente la unidad sindical ha venido avanzando en medio de tropiezos y dificultades, pero luce bien encaminada en la lucha por mejorar sus condiciones de vida y la recuperación democrática del país.
En un país con tan poca producción, como el nuestro, debido a las pésimas políticas económicas implementadas por estos regímenes que se han caracterizado por ilegales expropiaciones, confiscaciones, donde se ha arruinado a fábricas, fincas, comercios, y otras empresas, con constantes restricciones, limitaciones, inspecciones y amenazas al sector privado, parece natural y lógico que los trabajadores sufran las peores consecuencias de esta desastrosa situación de vivir en la precariedad y sin justicia social.
Ya son seis (6) millones de venezolanos que se han marchado del país buscando nuevos horizontes y mejores condiciones de vida, una de las mayores migraciones del mundo, incluso superior a la de Ucrania, país sometido a una brutal agresión por parte de Rusia, pero que resiste con el heroísmo, valentía de su gente y el apoyo del mundo democrático internacional. Lo afirmado, es la más clara y diáfana demostración del fracaso político y económico del llamado “socialismo del siglo XXI.-“
Hoy, pedimos de todo corazón a nuestra amada Virgen del Valle y al Santísimo Cristo del Buen Viaje, guías, patronos, y protectores de nuestro pueblo, que bendigan y cubran con sus mantos divinos a nuestros trabajadores, pescadores y campesinos, los fortalezcan en su espíritu y los dignifiquen en el camino hacia la reconquista de un país democrático, próspero y soberano, digno de ser hijo de la gloria de Bolívar, Mariño, Arismendi, Sucre, Piar, Páez, Anzoátegui, Urdaneta, Francisco Esteban Gómez y otros muchos otros que lucharon por nuestra libertad. Que así sea.
Minuto de Transparencia: “El cómplice del crimen de la corrupción, es generalmente nuestra propia indiferencia”. Bess Myerson.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES