Porlamar
1 de julio de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Vientos de paz soplan entre Colombia y Venezuela
Ganó Gustavo Petro y con él se abre un camino cierto para la paz, a lo interno de Colombia, y para la tranquilidad y sosiego de sus vecinos de Venezuela, víctimas de cuatro años de un gobierno como el del señor Iván Duque
José Gregorio Rodríguez jotaerre577@gmail.com

23 Jun, 2022 | Desde el pasado 11 de marzo, mi columna de opinión en el Sol de Margarita, se ha referido a los procesos electorales colombianos del 2022. Tres meses dedicados a comentar primero, sobre las elecciones parlamentarias del pasado 13 de marzo, y luego los principales acontecimientos que marcaron la “ruta presidencial colombiana”, tanto para la primera vuelta el 29 de mayo, como la cita definitiva, el balotaje del pasado domingo 19 de junio.

Siempre reseñamos cómo se iban desarrollando los acontecimientos, intentando que nuestro “corazoncito” no interfiriera en el análisis.

El 27 de mayo con el título “Llegó la hora de la verdad” apenas a dos días antes de la primera vuelta presidencial del domingo 29 de ese mes, concluimos nuestro artículo afirmando que “La verdad es que Colombia llega a este proceso de elecciones presidenciales en medio de un clima de inseguridad y violencia a lo largo y ancho de la geografía de ese país, que no es la primera vez que se presenta, sólo que en esta oportunidad existe la posibilidad cierta, que un candidato ajeno a la élite política tradicional gobernante por siempre en esa nación, conquiste con el voto popular, la presidencia de la república”, y formulando tres preguntas: ¿Lo dejarán llegar? ¿Habrá alguna sorpresa en el marcador electoral y el candidato que ocupe segundo lugar, será algún ‘emergente’ que reciba el apoyo del establecimiento colombiano que logre imponerse en el balotaje del 19 de junio? ¿Será que Gustavo Petro logra imponerse en la primera vuelta?”.

Como lo sugerimos, el ingeniero Rodolfo Hernández, ex alcalde de Bucaramanga, logró “colarse” desplazando del segundo lugar a la élite política gobernante en Colombia, quienes vieron desplomarse del segundo lugar que siempre ocupó en las encuestas, a su candidato, el señor Federico “Fico” Gutiérrez.

El establecimiento colombiano se dejó de tonterías e inmediatamente se alineó detrás de Hernández, para intentar impedir el triunfo electoral del candidato del Pacto Histórico, Gustavo Petro, quien en las primeras de cambio lució sorprendido y descolocado.

La semana siguiente, el viernes 3 de junio, titulamos nuestro artículo ¿Logrará Francia Márquez salvar a Gustavo Petro? Conocíamos de la reiterada solicitud de Francia Márquez, especialmente de sus más cercanos colaboradores, de tener mayor protagonismo en la campaña electoral, y especialmente en esa etapa final de la campaña electoral era urgente su mayor presencia, cuando Pacto Histórico perseguía conquistar cerca de tres millones de votos adicionales. Al examinar el resultado del 19 de junio se puede apreciar el envión de Petro en la costa colombiana y en las zonas afrodescendientes.

Así las cosas, seguimos insistiendo en el tema colombiano porque además que nos apasiona, algo conocemos del mismo y en nuestras líneas del 10 de junio, tituladas: “Calladito te ves más bonito”, concluimos señalando que: “Como dice El País de España: Rodolfo Hernández intensifica su estrategia de hablar menos para perder menos. El último sondeo, el de este jueves (9JUN), evidencia un retroceso en su candidatura. Las dos últimas semanas su discurso en público ha resultado nocivo para su aspiración presidencial. Gustavo Petro lo supera por segunda vez desde la primera vuelta electoral. Según el tracking de la firma GAD3 para el Canal RCN, Petro toma la delantera al llegar al 48,5%, mientras que Hernández cae levemente al 46,7%. Al señor Hernández como que le dijeron: "Calladito te ves más bonito”.

El pasado viernes 17 de junio, dos días antes de las elecciones, titulamos “Juventud divino tesoro” y arrancamos señalando que: “No está fácil pronosticar el resultado de la segunda y definitiva vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia que se realizarán este domingo 19 de junio. Hasta que se podían divulgar los resultados de las encuestas, todas apuntaban a un ‘empate técnico’, recurso con el que los ‘vaticinadores’ políticos suelen ‘escurrir el bulto para no comprometer su reputación de videntes”.

Y terminamos afirmando, al revisar concienzudamente los “números” de varios grupos económicos colombianos a los que tuvimos acceso horas antes del día “D” que: “…de la disposición de la juventud colombiana de salir a votar este domingo, depende que en la figura de Gustavo Petro, la izquierda logre por primera vez una victoria electoral presidencial en el vecino país (…) para concluir señalando que,” Los jóvenes colombianos parecen tener la última palabra. Juventud divino tesoro”.

Según han dicho Petro, Francia y sus más cercanos colaboradores, por el voto masivo de los jóvenes, las mujeres, de los habitantes de la costa y de los ¨nadie y la nadie¨, en los que siempre confiaron, lograron los casi tres millones de votos que necesitaron para alzarse con la victoria.

Culminó el proceso en aparente calma, aunque parece “la procesión va por dentro”. Hasta ahora dos embajadores han renunciado, el acreditado en los EEUU primero y el que se encuentra en España después y parte del poder judicial ha solicitado respeto al”estado de derecho” del presidente electo, por su solicitud que sean liberados los jóvenes de la “Primera Línea” de las protestas en Colombia del año pasado.

Ganó Gustavo Petro y con él se abre un camino cierto para la paz, a lo interno de Colombia, y para la tranquilidad y sosiego de sus vecinos de Venezuela, víctimas de cuatro años de un gobierno como el del señor Iván Duque, quien nunca quiso comprender que los países irremediablemente condenados a ser vecinos para toda la vida, deben aprender a llevar “la fiesta en paz” en beneficio de los habitantes de ambas naciones, máximo si se comparte una frontera de más de 2200 kilómetros.

Por lo pronto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, conversaron telefónicamente y ambos manifestaron su disposición de “normalizar” la situación en la frontera colombo-venezolana.

Definitivamente, vientos de paz soplan entre Colombia y Venezuela.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES