Porlamar
3 de diciembre de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Xi y Biden sostienen sincero y profundo intercambio de opiniones sobre lazos bilaterales
Biden reafirmó que una China estable y próspera es buena para EE. UU. y el mundo, y aseguró que Washington respeta el sistema de China y no busca cambiarlo.
XINHUA

Foto: Xinhua

El presidente chino, Xi Jinping, se reúne con su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, en Bali, Indonesia / Foto: Xinhua

14 Nov, 2022 | El presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, sostuvieron hoy lunes un sincero y profundo intercambio de opiniones sobre temas de importancia estratégica para la relación entre China y Estados Unidos y en torno a los principales problemas mundiales y regionales.

Xi señaló que el estado actual de las relaciones entre China y EE. UU. no responde a los intereses fundamentales de los dos países y pueblos, ni concuerda con la expectativa de la comunidad internacional.

China y EE. UU. deben tomar una actitud de responsabilidad por la historia, por el mundo y por el pueblo, explorar la manera correcta de llevarse bien en la nueva era, reencauzar las relaciones bilaterales al rumbo correcto y recuperar la vía del crecimiento sano y estable en beneficio de los dos países y del mundo en su conjunto, dijo Xi.

El presidente chino expuso los resultados clave del XX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) y declaró que las políticas internas y externas del PCCh y el Gobierno chino son abiertas y transparentes, con intenciones estratégicas claras y de gran continuidad y estabilidad.

Agregó que su país está avanzando en la gran revitalización de la nación china en todos los frentes a través de la modernización china, tomando como punto de partida el cumplimiento de las aspiraciones del pueblo a una vida mejor, prosiguiendo con firmeza la reforma y la apertura, e impulsando la construcción de una economía mundial abierta.

China se mantiene firme en la búsqueda de una política exterior independiente y de paz, siempre decide su posición y política según lo justo y lo erróneo de cada caso, y aboga por la resolución pacífica de disputas a través del diálogo y la consulta, dijo Xi.

Igualmente, manifestó que China está comprometida a profundizar y ampliar las asociaciones globales, salvaguardar el sistema internacional con las Naciones Unidas en su centro y el orden internacional basado en el derecho internacional, y construir una comunidad de futuro compartido de la humanidad.

Ahondó en que China seguirá adhiriéndose al desarrollo pacífico, abierto y de ganancias compartidas como un participante y promotor del desarrollo global, y buscará el desarrollo común con todos los demás países.

Al señalar que el mundo se encuentra en un importante punto de inflexión histórica, Xi declaró que los países deben enfrentar desafíos nunca vistos y aprovechar oportunidades sin precedentes, y agregó que este es el contexto más amplio en el que las dos partes deben ver y manejar las relaciones bilaterales.

Las relaciones entre China y EE. UU. no deben ser un juego de suma cero en el que un lado compita o prospere a expensas del otro, manifestó Xi.

Los respectivos éxitos de China y EE. UU. son oportunidades, en vez de desafíos, para cada uno. El mundo es lo suficientemente grande para que los dos países se desarrollen y prosperen juntos, sugirió.

Las dos partes deben formarse una percepción acertada sobre las políticas domésticas y externas y las intenciones estratégicas de la otra parte, dijo Xi, quien agregó que las interacciones entre China y EE. UU. deben definirse por el diálogo y la cooperación de beneficio mutuo, no por la confrontación y la competencia de suma cero.

Xi detalló que se toma muy en serio la declaración de los "cinco noes" de Biden. China no busca cambiar el orden internacional existente ni interferir en los asuntos internos de EE. UU., y no tiene intención de desafiar o desplazar al país norteamericano.

Las dos partes, continuó Xi, deben respetarse mutuamente, coexistir en paz, buscar una cooperación de beneficio mutuo y trabajar juntos para garantizar que las relaciones China-EE. UU. avancen por buen camino sin perder el rumbo ni la velocidad, ni mucho menos choques entre sí.

Acatar las normas básicas de las relaciones internacionales y los tres comunicados conjuntos China-EE. UU. es de vital importancia para que las dos partes manejen las diferencias y los desacuerdos y eviten la confrontación y el conflicto, aseguró Xi, señalando que, de hecho, es el barandal y la red de protección más importante para las relaciones bilaterales.

Xi también dio una descripción completa del origen de la cuestión de Taiwan y la posición de principios de China.

Hizo hincapié en que la cuestión de Taiwan está en el centro mismo de los intereses fundamentales de China, es la base del fundamento político de las relaciones entre los dos países y la primera línea roja que no debe traspasar en las relaciones bilaterales.

La resolución de la cuestión de Taiwan es un asunto propio de los chinos y un asunto interno de China, dijo Xi, destacando que es la aspiración común del pueblo y la nación china lograr la reunificación nacional y salvaguardar la integridad territorial.

Cualquiera que busque separar a Taiwan de China violará los intereses fundamentales de la nación china, el pueblo chino no permitirá que eso suceda en absoluto, subrayó Xi.

China espera ver la paz y la estabilidad a lo largo del estrecho de Taiwan, y siempre está comprometida con ellas, pero la paz y la estabilidad en el estrecho y la "independencia de Taiwan" son tan irreconciliables como el agua y el fuego, dijo Xi.

El mandatario chino expresó su esperanza de que la parte estadounidense haga coincidir sus palabras con la acción y cumpla con la política de una sola China y los tres comunicados conjuntos.

Al recordar que el presidente Biden ha dicho en muchas ocasiones que EE. UU. no apoya la "independencia de Taiwan" y no tiene intención de utilizar a Taiwan como herramienta para buscar ventajas en la competencia con China o para contener a China, Xi indicó que Beijing espera que Washington actúe de acuerdo con esta garantía con efecto real.

Biden señaló que conoce al presidente Xi desde hace muchos años y mantiene comunicaciones regulares, pero nada podría sustituir al tipo de reunión cara a cara de hoy.

Felicitó a Xi por su elección como secretario general del Comité Central del PCCh y dijo que, como dos países importantes, EE. UU. y China tienen la responsabilidad de mantener una relación constructiva.

La parte estadounidense se compromete a mantener abiertos los canales de comunicación entre los dos presidentes y en todos los niveles del Gobierno, para permitir conversaciones francas sobre temas en los que las dos partes no están de acuerdo, y para fortalecer la cooperación necesaria y desempeñar un papel clave en la lucha contra el cambio climático, la seguridad alimentaria y otros desafíos globales importantes, que es de vital importancia para los dos países y sus pueblos, y también muy importante para el mundo entero, dijo Biden.

Biden reafirmó que una China estable y próspera es buena para EE. UU. y el mundo, y aseguró que Washington respeta el sistema de China y no busca cambiarlo.

Estados Unidos no busca una nueva Guerra Fría, no busca revitalizar alianzas contra China, no apoya la "independencia de Taiwan", no apoya conceptos como "dos Chinas" o "una China, un Taiwan", y no tiene intención de tener un conflicto con China, subrayó.

Agregó que la parte estadounidense no tiene intención de buscar un "desacoplamiento" con China, de detener el desarrollo económico de China, o de contenerla.

Al señalar que la forma en que se desarrolla la relación entre EE. UU. y China es de crucial importancia para el futuro del mundo, observó que los dos países tienen la responsabilidad compartida de mostrarle al mundo que pueden manejar sus diferencias y evitar y prevenir malentendidos y percepciones erróneas o una competencia feroz que vaya hacia la confrontación o el conflicto.

La parte estadounidense comparte la opinión de que es necesario trabajar los principios que guían las relaciones entre EE. UU. y China, reconoció Biden, quien agregó que los dos equipos pueden continuar las discusiones sobre la base de los entendimientos comunes ya establecidos y esforzarse por lograr un acuerdo temprano.

El Gobierno estadounidense está comprometido con la política de una sola China. No busca utilizar la cuestión de Taiwan como una herramienta para contener a China, y espera ver la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwan, agregó.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES