• 03:59am  El G7 retoma sus reuniones sin May y con el reto de pactar un comunicado

  • 03:59am  5-0. Víctor Vázquez consigue doblete en goleada del Toronto FC

  • 03:58am  La sorprendente recuperación de los bosques vietnamitas

  • 03:57am  Bollywood ayuda a tender puentes entre la India y su vieja rival, China

  • 03:55am  La UE pide llevar ante la Justicia a los responsables del atentado en Egipto

  • 03:48am  Mario Mola: En un futuro próximo no me planteo hacer el Ironman

  • 03:45am  Trump se irá de Taormina sin ofrecer rueda de prensa cuando termine el G7

  • 03:38am  Los moscovitas reanudan protestas contra demolición de viviendas soviéticas

  • 03:37am  Míchel Salgado: La final de Cardiff está al 50 por ciento

  • 03:36am  Los presos palestinos suspenden la huelga de hambre tras 40 días de ayuno

  • 03:35am  Al menos 18 muertos y 6 heridos en atentado en sureste de Afganistán

  • 03:32am  El papa viaja a Génova y mantiene encuentro con trabajadores de siderúrgica

  • 03:30am  Sábado, 27 de mayo de 2017 (08.00 GMT)

  • 03:25am  Una enigmática roca redonda en Bosnia se convierte en un imán para turistas

  • 03:22am  Antiguas estrellas presentan la World Legend Cup, el mundial de veteranos




Porlamar
27 de mayo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El poder embustero
Así pues, hay embusteros que se salen con la suya por un buen tiempo, incluso por muchísimo tiempo. Tanto que hasta la condición de embustero "esencial" se tiende a difuminar.
Fernando Luis Egaña / flegana@gmail.com

4 Ene, 2017 | A comienzos de año, se suelen escribir artículos pletóricos de buenos deseos, que por lo general, en el caso de la Venezuela de estos tiempos, no tienen nada que ver con la realidad y sus perspectivas. Este escrito no es uno de éstos. Al contrario, prefiero referirme al embuste del poder, o al embuste como concepción y ejecución del poder. Ojalá, por tanto, que los embustes del 2017 no tengan la misma eficacia y malicia que los del 2016.

Así pues, hay embusteros que se salen con la suya por un buen tiempo, incluso por muchísimo tiempo. Tanto que hasta la condición de embustero "esencial" se tiende a difuminar. Son los embusteros habilidosos que, por lo general, elaboran el embuste a partir de un núcleo de verdad o, al menos, de su percepción. Pero la mayoría de los embusteros consuetudinarios no son así. Son crasos y las costuras no tardan mucho en notarse.

Lógicamente, no puede haber credibilidad en este tipo de embusteros. Si hasta cuando dicen algo que se ciñe a la verdad, suena como un embuste. Están marcados y hagan lo que hagan, o digan lo que digan, siempre se presumirá que están tratando de meter un embuste. Cualquier parecido con la realidad venezolana no tiene nada de casualidad...

Porque en el caso de nuestro país, el embustero no es solamente fulano o sultano, sino el conjunto del poder despótico, ejercido por una hegemonía depredadora. Durante largos años del siglo XXI, ese poder embustero se las arregló para embaucar a densos sectores de la población. Unos eran embaucados sin darse cuenta, y otros con el ánimo de aprovechar la situación. La bonanza petrolera colaboró al respecto.
Pero la acumulación de tantos embustes, ya no solamente no consigue esconder la tragedia sino que la hace más notoria. Más irritante para la gente que, encima de tener que sobrevivir en la crisis humanitaria, debe soportar la retórica del “triunfalismo revolucionario”, según la cual, por ejemplo, Maduro alega que está mejorando como presidente, y sus voceros declaran que las cosas no es que marchen de maravilla, pero casi casi.
Antes hablé de la “eficacia y malicia” de los embustes. Eso no significa que sean persuasivos, sino que los embusteros del poder se salgan con la suya. Es decir, continúen despotizando y depredando a pesar del rechazo de la mayoría abrumadora de la población. Ojalá y las cosas cambien para bien en el 2017.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES