• 01:15am  Taiwán marca el 70 aniversario de represión popular en medio de protestas

  • 01:03am  Programa de la segunda jornada del Abierto Mexicano de Tenis 2017

  • 12:59am  C.Europa pide a Andorra crear un órgano contra el racismo y la intolerancia

  • 12:55am  Uribistas rechazan que Gobierno colombiano continúe diálogos de paz con ELN

  • 12:55am  La Academia de Hollywood pide perdón por el error del Óscar a mejor película

  • 12:49am  Cancillería confirma ejecución en China de colombiano por narcotráfico

  • 12:49am  Akihito realiza su primer viaje al extranjero tras expresar deseo de abdicar

  • 12:48am  Trump se reúne con el máximo responsable de exteriores de China

  • 12:46am  Cancillería confirma ejecución en China de colombiano por narcotráfico

  • 12:43am  108-119. Durant compensa falta de inspiración de Curry; Rodríguez, 10 puntos

  • 12:23am  El sambódromo contiene la respiración y se entrega a la fantasía

  • 12:16am  China ejecuta a colombiano condenado por narcotráfico

  • 12:16am  China ejecuta a colombiano condenado por narcotráfico

  • 12:14am  Ferreti asegura que Tigres buscará un gol ante Pumas en los cuartos de final

  • 12:07am  102-95. James vuelve en plena forma y Cavaliers recuperan camino ganador




Porlamar
28 de febrero de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 23°C






El poder embustero
Así pues, hay embusteros que se salen con la suya por un buen tiempo, incluso por muchísimo tiempo. Tanto que hasta la condición de embustero "esencial" se tiende a difuminar.
Fernando Luis Egaña / flegana@gmail.com

4 Ene, 2017 | A comienzos de año, se suelen escribir artículos pletóricos de buenos deseos, que por lo general, en el caso de la Venezuela de estos tiempos, no tienen nada que ver con la realidad y sus perspectivas. Este escrito no es uno de éstos. Al contrario, prefiero referirme al embuste del poder, o al embuste como concepción y ejecución del poder. Ojalá, por tanto, que los embustes del 2017 no tengan la misma eficacia y malicia que los del 2016.

Así pues, hay embusteros que se salen con la suya por un buen tiempo, incluso por muchísimo tiempo. Tanto que hasta la condición de embustero "esencial" se tiende a difuminar. Son los embusteros habilidosos que, por lo general, elaboran el embuste a partir de un núcleo de verdad o, al menos, de su percepción. Pero la mayoría de los embusteros consuetudinarios no son así. Son crasos y las costuras no tardan mucho en notarse.

Lógicamente, no puede haber credibilidad en este tipo de embusteros. Si hasta cuando dicen algo que se ciñe a la verdad, suena como un embuste. Están marcados y hagan lo que hagan, o digan lo que digan, siempre se presumirá que están tratando de meter un embuste. Cualquier parecido con la realidad venezolana no tiene nada de casualidad...

Porque en el caso de nuestro país, el embustero no es solamente fulano o sultano, sino el conjunto del poder despótico, ejercido por una hegemonía depredadora. Durante largos años del siglo XXI, ese poder embustero se las arregló para embaucar a densos sectores de la población. Unos eran embaucados sin darse cuenta, y otros con el ánimo de aprovechar la situación. La bonanza petrolera colaboró al respecto.
Pero la acumulación de tantos embustes, ya no solamente no consigue esconder la tragedia sino que la hace más notoria. Más irritante para la gente que, encima de tener que sobrevivir en la crisis humanitaria, debe soportar la retórica del “triunfalismo revolucionario”, según la cual, por ejemplo, Maduro alega que está mejorando como presidente, y sus voceros declaran que las cosas no es que marchen de maravilla, pero casi casi.
Antes hablé de la “eficacia y malicia” de los embustes. Eso no significa que sean persuasivos, sino que los embusteros del poder se salgan con la suya. Es decir, continúen despotizando y depredando a pesar del rechazo de la mayoría abrumadora de la población. Ojalá y las cosas cambien para bien en el 2017.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Playa el Agua | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES