Porlamar
25 de febrero de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 23°C






Sortear la trampa
La lucha seguirá en la calle por la libertad de los presos políticos, la apertura de un canal humanitario para alimentos y medicinas y un cronograma electoral con procesos limpios y observación internacional.
Luis Longart Guerra | longartguerra51@gmail.com

8 Ago, 2017 | Los sectores del cambio trazamos una ruta constitucional, democrática, pacífica y electoral. Cuando transitamos ese camino, el éxito ha brillado. Los demócratas sabemos que ésta es la vía correcta.

Han transcurrido varios meses de lucha de calle, movilizaciones que sacuden al país. Más de 120 muertos, centenares de heridos y detenidos es el balance de la represión salvaje de la Guardia Nacional, Policía Nacional y grupos oficialistas armados denominados "colectivos".

El gobierno ha cerrado la vía electoral. Impidieron con todo tipo de obstáculos el referendo revocatorio a Maduro y no llamaron a elecciones regionales. Pero la ilegal convocatoria del mamotreto constituyente fue aprobada en 48 horas por las cuatro rectoras del Consejo Nacional Electoral y dijeron que los comicios regionales serían en diciembre de este año.

Esta última convocatoria llevaba su "piquete", como se dice en criollo. Es decir, concretar a troche y moche e instalar su ilegal parapeto constitucional y a los pocos días fijar el periodo de inscripción de los candidatos a gobernadores de estado, soñando con repetir el escenario de 2004 cuando la oposición cometió el craso error de no concurrir a las elecciones parlamentarias.

La realización del adefesio electoral disfrazado de constituyente ha logrado aislar al gobierno ya que 50 países lo desconocen, incluido el Vaticano y la Unión Europea. A ello debemos sumarle las denuncias del grotesco fraude que los ha dejado desnudos en medio de la calle. Un auténtico fracaso.

Es por ello que colocaron las inscripciones de candidatos a gobernadores unos días después de instalada su marramucia constituyente, utilizando la manipulación para exacerbar la tendencia radical de la oposición y buscar una división en su filas que permitiera que las fuerzas del cambio no inscriban candidatos y ganar el juego por forfait. Pero esta vez se equivocan. Ni depresión ni división.

La lucha seguirá en la calle por la libertad de los presos políticos, la apertura de un canal humanitario para alimentos y medicinas y un cronograma electoral con procesos limpios y observación internacional.

Por supuesto, el gobierno continuará con las provocaciones, como son los secuestros de Ledezma y Leopoldo López, las insólitas y canallescas actuaciones de la llamada sala "constitucional" contra los alcaldes de la oposición y contra la Fiscal General. Lo que no consiguen con los votos, lo hacen con el terrorismo judicial, violando la normativa constitucional y legal.

Pero la suerte está echada. Este gobierno no da para más y lo que comienza mal, termina mal. Si hacen elecciones regionales recibirán una paliza y si no la hacen, estarán ratificando ante Venezuela y el mundo su carácter antidemocrático y totalitario. Así que están entrampados, señores del gobierno.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES