Porlamar
21 de abril de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Lula
Lágrimas aceradas en los rostros compungidos que en caravana humana persiguen tus huellas y emulan tu ejemplo de Quijote trashumante que espanta a los traidores. Tu Brasil profundo, Lula, te lleva en hombros y decreta tu victoria; América Latina toda carga tu cruz; el mundo testimonia tu bravura de hombre bueno.
Félix Roque Rivero

12 Abr, 2018 | “Voy a convertirme en un símbolo de la resistencia de los trabajadores”. Esta expresiva frase la pronunció el expresidente brasileño desde el balcón del Sindicato de Metalúrgicos donde se encontraba analizando con sus compañeros trabajadores la situación política y su entrega al juez que lo había condenado a 12 años de prisión por el presunto delito de corrupción. Gigante metalúrgico que doblegó el acero y aceró su temple de acerista y labriego. Con su humildad extraída de la tierra misma, pecho fornido espantador de balas, receptor de abrazos ciertos. En su torrente, aguas del Amazonas que irrigó su cuerpo, bebedero de pueblos sedientos que conocieron la ternura divina aquí en la tierra parida de su ejemplo de luchador certero. Tu nombre Lula, vocería de millones que vuelven añicos los barrotes que aprisionan tu cuerpo mientras tu ejemplo y tus ideas encienden la pradera. Como escribe mi maestro y amigo, Dr. Franklin González, “La jauría de la derecha brasileña en contubernio con la internacional quiere acabar con la figura de un hombre de sueños y realizaciones, con el propósito de revertir un proyecto de emancipación popular. (Lula, discurso de la redención, 9-4-2018. Aporrea). Esta justicia de clase, Lula, que castiga a tu clase y protege a los pillos, lobos que mordisquean el inmenso rebaño de hombres y mujeres que corean tu nombre de apenas cuatro letras. Esa trampa cazabobos Lula, llamada justicia, no te perdona haberle dado identidad a los pobres, haberles permitido entrar a las escuelas, construido con ellos y junto a ellos la puerta para salir de las tinieblas. Los tribunales han sido convertidos en locales de los partidos políticos y desde el alto poder civil y militar se dictan sentencias que estigman y como en el pasado ocurrió con el Conde de Montecristo, lanzan a las mazmorras a todo aquel que piensa distinto, al que no comparte el ladronicio, la arrogancia, la altanería. Lula es la viva imagen de líderes populares enraizados en sus pueblos, a quienes les duele el hambre y las miserias de los pobres.

Lágrimas aceradas en los rostros compungidos que en caravana humana persiguen tus huellas y emulan tu ejemplo de Quijote trashumante que espanta a los traidores. Tu Brasil profundo, Lula, te lleva en hombros y decreta tu victoria; América Latina toda carga tu cruz; el mundo testimonia tu bravura de hombre bueno. Lula, aunque aprisionen tu cuerpo, tus ideas edifican, tu espíritu libre, vuela por entre las rendijas de tu calabozo gris para abrazar el colorido color de tu amado pueblo. Tu discurso de preso político seguirá aleccionando y las esperanzas de que regreses a gobernar a tu país es ya un derecho que le pertenece a millones que reclaman tu regreso a las calles. La trampa montada por el neoliberalismo en tu contra se va a revertir más temprano que tarde y la batucada sambérica recorrerá la geografía inmensa de tu patria anunciando tu victoria. Como le dijo Choquehuanca a Bolívar, Lula, tu sombra se acrecienta mientras el Sol declina.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES