Porlamar
7 de agosto de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Brutal paliza a los ancianos
La pensión es un derecho, no es una dádiva ni un regalo del Estado ni de gobierno alguno. Repito, es un derecho otorgado por la Constitución para todos aquellos trabajadores que han cumplido con el país y que se merecen una vejez digna.
Luis Longart Guerra

27 Jul, 2020 | La pasada semana los jubilados y pensionados protestaron para exigir una asignación justa y digna. Tienen toda la razón. Es imposible sobrevivir con esa mísera cantidad de bolívares que no llega a 2 dólares. Una verdadera vergüenza.
Quienes cobran hoy una pensión es porque han trabajado durante muchos años y han cubierto la cuotas exigidas por la ley respectiva.
La pensión es un derecho, no es una dádiva ni un regalo del Estado ni de gobierno alguno. Repito, es un derecho otorgado por la Constitución para todos aquellos trabajadores que han cumplido con el país y que se merecen una vejez digna.
Pues bien, un grupo de abuelos se concentró frente al edificio sede del Instituto Venezolano de Los Seguros Sociales (IVSS) en la ciudad de Caracas para manifestar su descontento y demandar una pensión adecuada a las circunstancias que vivimos. Allí fueron con su bandera nacional y sus pancartas donde se reflejaba su justa protesta.
La respuesta del régimen no se hizo esperar. No fue a entrevistarse con ellos el Ministro del Trabajo ni el Director del IVSS. Nada de eso. Llegaron al sitio piquetes de uniformados de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional Bolivariana con sus equipos antimotines.
Poco tiempo después, los guardias nacionales y policías bolivarianos agredieron salvajemente a los abuelos de ambos sexos que estaban en la concentración. En el conjunto de gráficas se observa a varios de los ancianos que tienen hematomas alrededor de sus ojos, otros con vendas en la cabeza y la frente producto de los golpes propinados por los “valientes” uniformados. Hay una más dramática todavía: aparece un señor rodeado por 4 policías, ya sometido, y se viene acercando a él un energúmeno uniformado con un largo rolo de madera para golpearlo.
Esto no tiene perdón de Dios. ¿Cómo es posible esto?. ¿Quién o quienes dieron la orden de agredir en forma salvaje y brutal a este grupo de ancianos que protestaban en forma pacífica por una causa noble, digna y justa?.
Cuando escribo estas líneas lo hago lleno de tristeza, dolor e indignación por esta injusticia contra nuestros abuelos que recibieron estos tratos inhumanos precisamente en la semana cuando se festejaba su Día nacional.
Tan bochornosas hechos que merecen el repudio de todos es una demostración clara e inequívoca del cambio político que necesitamos y ante lo cual clamamos por la unidad nacional y por una ruta sólida y coherente para el rescate de la democracia y la reinstitucionalización del país.
Esta camarilla del régimen no respeta ni a los ancianos. Esto no puede seguir así.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES