Porlamar
27 de mayo de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Fuera de perol
El hombre le contaba a su jefe político que acá el combustible llegaba a las estaciones de servicio autorizadas para dispensarlo a los pocos favorecidos (jefes políticos, personal sanitario, algunos médicos, parte del transporte público, se evaporaba y condensaba antes de que la cola se moviera lo esperado.
Marcos Tineo M. tineo.marcos@gmail.com

4 May, 2020 | En estos días un respetable articulista (toda persona tiene derecho a ser respetado, aun cuando uno no comparta lo que pregona) en su más reciente columna publicada en este mismo medio, haciendo uso de su supuesta línea de contacto directo con el jefe de gobierno nacional, escribió una sesuda definición de los procesos de evaporación y condensación del agua y, en una curiosa extrapolación, adjudicó ese mismo proceso al aún más extraño sistema de distribución de la gasolina en Margarita.

El hombre le contaba a su jefe político que acá el combustible llegaba a las estaciones de servicio autorizadas para dispensarlo a los pocos favorecidos (jefes políticos, personal sanitario, algunos médicos, parte del transporte público, se evaporaba y condensaba antes de que la cola se moviera lo esperado.

Se quejaba que por un costado de las colas, unos más “conectados” que otros lograban, con la anuencia de los “bomberos” y el personal de custodia destacado, surtirse del preciado líquido. Apuntaba que antes de levantarse el toque de queda, o sea, antes de las 7 AM., ya en las estaciones de servicio hay muchos automovilistas esperando que abran esos establecimientos, en abierta violación a la prohibición de circular desde las cuatro de la tarde hasta hora antes señalada.

El cuento, que me hizo recordar a Celia Cruz cuando cantaba “A papá cuando venga, yo le voy a contar…” hasta esta altura, está bien relatado, pero lo que sigue nos deja como pajarito en rama, o sea buscando a quien responsabilizar de esta situación. ¿Los culpables serán los trabajadores de las bombas? ¿Los dueños de las e/s? ¿Los conductores que violan el toque de queda?

Aquí es donde yo tengo que enmendarle la plana al amigo articulista y diré que los responsables de esta situación son los mismos que encubren la tétrica situación por la que desde hace años atraviesa la industria petrolera nacional quebrada y paralizada por la ineficiencia de sus actuales administradores. Son igualmente responsables aquellos que diseñaron el sistema de distribución del combustible y aquellas autoridades que deben controlarlo. ¿Por qué no le cuenta al jefe de gobierno que la mayoría de la gente, por no poder movilizarse al no tener acceso a la gasolina, ha dejado de tener acceso a la comida? No pueden mover sus carros y no pueden usar el reducidísimo transporte público porque no tienen dinero efectivo. Así, podemos hacer muchas preguntas y seguramente no obtendremos respuestas lógicas, salvo una. No saben que hacer y están meando fuera de perol




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES